MANTENIMIENTO

Recuerda que una batería de plomo-ácido tiene una vida útil limitada y eventualmente necesitará ser reemplazada.
Siguiendo estos consejos, puedes prolongar su vida útil y asegurarte de que funcione de manera óptima mientras esté en uso.

1.

Verifica Regularmente
el Nivel de Agua:

Si tu batería tiene celdas accesibles, verifica el nivel del electrolito (agua y ácido) periódicamente, especialmente en climas cálidos. Asegúrate de que el nivel de agua cubra las placas, pero no lo llenes en exceso. Siempre usa agua destilada para rellenar.

2.

Conduce Regularmente:

Utiliza tu vehículo de manera regular. El proceso de carga y descarga durante la conducción ayuda a mantener la batería en buen estado. Si el vehículo queda inactivo durante mucho tiempo, considera usar un cargador de batería para evitar la descarga completa.

3.

Evita la Descarga Profunda:

Intenta evitar dejar luces, equipos electrónicos u otros sistemas funcionando cuando el motor no esté en marcha. La descarga profunda puede dañar la batería con el tiempo. Siempre apaga los dispositivos eléctricos cuando el motor esté apagado.

4.

Cuidado en Climas Extremos:

Si vives en un área con temperaturas extremadamente altas o bajas, la vida útil de la batería puede verse afectada. En climas fríos, la batería puede perder capacidad de arranque. En climas cálidos, el calor excesivo puede acelerar la autodescarga. Considera usar mantas térmicas o aislantes para proteger la batería en climas extremos.

5.

Mantenimiento de Terminales:

Limpia regularmente los terminales de la batería para prevenir la corrosión. Usa un cepillo de alambre o una solución de bicarbonato de sodio y agua para limpiar los terminales y conexiones. Asegúrate de que estén secos y apretados después de la limpieza.